“Mi laminadora en terapia intensiva”… Desarmando y limpiando la laminadora, parte 2

Hay buenas noticias, y no solo es la llegada de la Navidad, sino que… ¡¡¡mi laminadora ha revivido!!!

Después de muchos días de esperar a que me fabricaran la pieza nueva, finalmente ayer por la tarde la tuve en mis manos, así que en la noche mi esposo y yo nos dispusimos a la ardua y difícil tarea de armar de nuevo la laminadora, siempre con los dedos cruzados, prendiendo velas y rezando de que volviera a funcionar.

La fabricación del engranaje nuevo me costó la módica suma de Bs.1000… Es muchísimo dinero considerando el tamañito de la pieza, pero una laminadora nueva cuesta tres veces más, así que valía la pena intentarlo. Para quienes no están familiarizados con el cambio de la moneda, 1000 bolívares vienen siendo algo así como US$84,considerando el cambio a Bs.12/US$, lo cual es totalmente irreal, pero bueno… si a la realidad nos vamos, en verdad serían unos US$7 (al cambio del día de hoy).

Aquí les muestro un poco el armado de la laminadora nuevamente, y cómo funciona al final 😀 la verdad quedó perfecta.

Obviamente aproveché de hacerle una limpieza profunda a cada una de sus piezas, así que por un tiempo no tendré que preocuparme por ensuciar la arcilla con algún color que se le quede atascado por dentro 😀

PD: No puedo terminar sin darle las gracias públicamente a mi esposo por ayudarme… es un sol 😀

 

IMG_8163Estas son las tres piezas, incluyendo obviamente la nueva, que es la que está abajo. Aunque pareciera ser más grande que el resto, es exactamente igual.

 

IMG_8164  IMG_8165Al final, quedó perfecta… 😀

Espero que se les haga sencillo desarmar y armar sus laminadoras, y que no le tengan miedo a la grasa que manchará sus manos 😛 La parte positiva es que en verdad vale la pena hacerle un cariñito para que les dure más tiempo y les sea funcional. Si en sus países es más sencillo y económico comprar una nueva, pues bienvenida sea :D… Pero si se les daña y creen que pueden solucionarlo, aquí estoy para ayudarles a aclarar sus dudas.

Gracias por pasar por acá a leerme 😉

“Mi laminadora en terapia intensiva”… Desarmando y limpiando la laminadora, parte 1

¡¡¡Hola!!!

Hace como una semana tuve una fuerte producción de mercancía porque se acercaba un bazar y debía tener muchísimas cosas, y creo que me excedí usando mi laminadora (pasta machine, máquina de pasta)… y la pobre decidió dejarme en la calle muriendo de manera intempestiva 😛

Comenzó a fallar y como tenía tanto trabajo pendiente, decidí ignorar el problema y seguirla usando. Hasta que ya al final no sirvió de nada porque estaba comenzando a dañar la arcilla que intentaba pasar por ella.

No soy muy experta en cuestiones mecánicas, así que le dije a mi esposo que me ayudara revisándola, y decidimos desarmarla, bajo nuestro propio riesgo, claro, pero al final no teníamos nada que perder porque si no lográbamos hacerlo bien, igual ya estaba dañada la pobre.

La falla que comenzó a presentar es que la manivela se trancaba, y al darle con mucha fuerza, hacía “brincar” a los rodillos, marcando la arcilla y haciendo imposible darle un giro completo. Presumí con esos síntomas que se podía haber llenado de restos de arcilla con el pasar del tiempo y por eso se me quedaba trancada, pero cuando la desarmamos nos dimos cuenta que era más grave de lo que pensábamos. El diagnóstico: Uno de los discos de engranaje se dañó. Se rompieron algunos dientes que sirven para encajar con el otro disco, por eso es que se me aislaba al tratar de girarla, y al hacer mucho esfuerzo rompí varios de esos dientecitos 😦

Les dejo aquí algunas fotos del proceso de desarme de la máquina y pronto les doy razón de si logramos repararla o no. Debemos ir el lunes a un sitio donde nos dijeron que podrían arreglar la pieza, pero sin garantías, pues es pequeña 😦 Esperemos que puedan resolverlo. Ya les daré razón en la “parte 2” de esta historia.

La idea de mostrarles las fotos es de, además de contarles mi experiencia, darles tips en el caso de que quieran limpiar las suyas. Les digo de antemano que no tengan miedo, aunque se ve un poco complicado, el sistema es bastante sencillo y limpiarla no debería tomarles mucho tiempo.

En mi caso, yo trabajo con una laminadora de pasta convencional, genérica, que en verdad es el mismo modelo de la Atlas que pueden encontrar bien descrita en muchos sitios en internet. Es muy eficiente y como les digo, fácil de desarmar.

Básicamente me guié con el tutorial cortito que nos muestra la amiga de “Todo Mini” en su blog, pero nos atrevimos a dar un paso más allá y la desarmamos por completo para dar con la falla.

Ok, una vez hecho lo que aparece en el tutorial que les menciono de “Todo mini”, pueden tener estas piezas sueltas, que son las planchas que van en la parte de abajo de los rodillos y en las cuales se suele almacenar gran cantidad de arcilla. Como verán, en mi caso estaba fullllllll de los últimos colores con los que trabajé. Pueden limpiarlas con un paño húmedo o toallita de bebé. Yo preferí llevarlas al lavaplatos y darles una buena lavada para que quedaran súper limpias.la foto 2

Ahora, habiendo quitado las planchas, pueden ver sus rodillos expuestos. Aprovechen y límpienlos también con un paño húmedo.la foto 3

Luego de limpiar los rodillos, comenzamos a desarmar la segunda parte de la laminadora. Primero, se debe quitar un “tapón” que tiene el mango de regular las medidas de la máquina, es una especie de tapa. Al retirarla, podrán sacar el tornillo y resorte que ayuda al sistema a graduar las medidas y podrán entonces sacar la perilla por completo. En la siguiente foto podrán ver la pieza sin la tapa y el tornillo y resorte que deben retirar cuidadosamente.la foto 4

Ahora sí, cuando hayas removido toda la perilla podrás ver el sistema de la laminadora expuesto. Allí nos dimos cuenta de que los dientes de los discos estaban “comidos”, o rotos, entonces nos dispusimos a seguir desarmándola. Primero, retiramos la pieza larga que está encima de los engranajes sacando los tornillos que lo aseguran y luego halando con un poco de presión. Al hacer esto, se debe retirar una argolla de seguridad que está en el centro de los discos con mucho cuidado, y así podrás sacarlos en caso de que lo necesites.la foto 5

Y bueno, así estaban los discos. Noten que en el primero están algunos dientes quebrados, y en el de atrás no, aunque ya algunas puntas perdieron la forma así que probablemente haya que repararlas también para evitar que se dañen pronto.image

Y bueno. Una vez que el mecánico me logre arreglar las piezas (creo en realidad que debe hacer unas nuevas), les mostraré el proceso de armado y les contaré sobre cómo resultó todo, si me sirve la máquina y si quedó en óptimas condiciones (prendamos las velas y esperemos que sí :P) Por ahora, la pobre está desarmada por el fin de semana, y en terapia intensiva, esperando su “trasplante” de piezas 😛

Y ustedes, ¿han desarmado y limpiado su laminadora? Cuéntanos cómo te fue en la casilla de comentarios y así ayudamos a muchos otros con nuestras experiencias.

Abrazos!

Opciones para hacer moldes en casa… a bajo precio :)

Una de las cosas, digamos, más interesantes de dedicarme a trabajar con arcilla polimérica es que a uno se le despierta la creatividad, y no solo en el tema del diseño de las piezas, sino también en los procedimientos, estilos, técnicas e incluso, herramientas de trabajo.

Anteriormente les he dado tips o trucos para sustituir algunas herramientas básicas, y en esta ocasión les quiero hablar de los moldes.

Existen productos en el mercado para hacer tus propios moldes en casa, pero en muchos casos resulta costoso obtenerlos, sobre todo para nosotros en Venezuela que no tenemos libre acceso a monea extranjera, y lamentablemente quienes distribuyen los productos aquí lo hacen con precios altos (no los culpo ni los critico, al contrario, razón tienen de tener esos precios… pero yo no lo pago :P). De las varias opciones, yo solo conozco estas dos que les muestro a continuación. OJO, nunca las he probado, pero he visto el resultado final y la verdad es bastante bueno, así que si tienen posibilidad de comprar el producto, y está dentro de su presupuesto, vale la pena.

 

 

¿Cuál es la ventaja de trabajar con moldes?

Sencillo, se te facilita el trabajo 244518451354842161891%, además que te permita manejar mejor tu inventario de producto (materia prima) sabiendo exactamente cuánto usas para cada pieza. Con el molde siempre vas a utilizar la misma cantidad de material, por ende, es más sencillo el cálculo del precio final del producto (en el caso de que, como yo, vendas tu mercancía al público), así como el cálculo de stock del que puedes disponer.

Otra ventaja de trabajar con moldes es la fidelidad de cada pieza, es decir, con ellos garantizas que todas las piezas son iguales, y no dejas espacio a los errores de tamaños, formas o estilos en tu trabajo.

Así que, después de mucho inventar e intentar con varias opciones que vi en internet, se me ocurrieron estas dos maneras de hacer moldes en casa sin mucho dinero, de manera sencilla y lo mejor, accesible para todos.

La primera opción es utilizando plastilina/arcilla de desecho. Todos los que nos dedicamos a esto tenemos una bolsita o envase donde almacenamos lo que nos va quedando de proyectos que vamos desarrollando, porque es normal que las plastilinas se peguen, se mezclen los colores o que simplemente te vayan quedando retazos. Todos esos pedacitos los guardamos y, al menos, yo, siempre suelo darles uso. En esta oportunidad los use para hacer una impresión de un negativo y así poder tener mi molde. La ventaja: no gasté ni un centavo, lo hice en poco tiempo y no tuve que moverme de casa porque ya todo lo que necesitaba lo tenía. La desventaja: no es un molde flexible así que no va a servir para toooooooodo lo que tengas en mente. Aquí les dejo un par de ejemplos:

Edicion  (5 de 6)

Edicion  (2 de 6)

Edicion  (1 de 6)

Edicion  (6 de 6)

Así la hice: acondicioné la pieza de arcilla con la que iba a trabajar hasta que estuvo moldeable. Tomé la pieza que quería imprimir, en este caso una pequeña figura de la torre Eiffel y una tapa de un envase plástico (para hacer un molde de base de cupcakes). A estas piezas las humedecí con un poco de agua en spray y luego las presioné con firmeza sobre la pieza de arcilla. Una vez que presionando consideré que se habían marcado todos los detalles, con mucho cuidado retiré la pieza y el molde de plastilina lo metí al horno por 15 minutos, según las indicaciones de curado del fabricante. Al sacarlas del horno están firmes, y perfectas para ser usadas.

 

La segunda opción es utilizando silicón de sellado. Este material lo venden en algunos supermercados y en cualquier ferretería o tienda de productos para el hogar, y se usa básicamente para sellar espacios que quedan entre cerámicas, bordes y marcos de metal, etc. Es muy fácil de usar, ya que su consistencia es blanda, aunque viscosa y permite aplicarla sin mucho problema sobre la superficie que prefieras. Un consejo para el uso de este material, es hacerlo en un espacio abierto o bien aireado, incluso cuando se deje secar lo aplicado, ya que tiene un fuerte olor avinagrado. Las ventajas: el resultado es un molde flexible, muy fiel a la pieza original. La desventaja: Con el uso repetido puede dañarse fácilmente. Aquí les dejo un ejemplo de lo que hice:

Edicion  (4 de 6)

Edicion  (3 de 6)

Así la hice: tomé la pieza que deseaba usar como base para el molde y la cubrí con talco. Puedes cubrirla también con vaselina, grasa vegetal o maizina (fécula de maíz). Debe estar bien cubierta, sobre todo en los detalles como dobleces y contornos. Una vez entalcada la pieza, me dispuse a colocar una montañita de silicón sobre una superficie de vidrio… esta parte es importante, debes hacerlo sobre vidrio ya que en otro material podría quedarse adherido el silicón y perderías el molde. En la montañita de silicón, presioné suavemente la pieza y la dejé allí por unas horas (toda la noche) esperando a que se secara el silicón (para secarse completo se tarda unas 24 horas aproximadamente). Al separar la pieza del silicón, lo hice con mucho cuidado, nada de hacerlo de un solo tirón porque es posible que no esté completamente seco por dentro. Al retirarla, dejé el silicón reposar unas horas más y luego, con una hojilla, suavemente lo desprendí del vidrio. OJO con algo importante, si la pieza que quieres usar de base es de metal, no te recomiendo colocarla en silicón, ya que, si no es laqueada o pintada, es probable que con al poco tiempo se oxide. Me ha pasado con alambres así que la verdad no he intentado usar otro elemento metálico como base para probar. si hacen la prueba y les va bien, agradezco compartan su experiencia con todos nosotros 🙂

En las fotos pueden ver que aún tiene pegado el talco el molde, pero luego simplemente lo lavé con agua y un cepillo de dientes viejo, y listo, quedó perfecto 🙂

Ambos moldes me funcionan de maravilla, y mi recomendación es siempre humedecerlos (solo un poquito) antes de colocar la plastilina para evitar que se quede pegada.

Y listo, estos son los moldes caseros que mejor me han salido. Espero que les haya gustado el consejo y que puedan aplicarlo en sus casas para mejorar  y desarrollar sus trabajos 😉

Si hacen los suyos en casa, envíenme sus fotos a manconcadisenos@gmail.com y las compartimos aquí en el blog, así como sus creaciones con plastilina&arcilla polimérica.

Un abrazo para todos!

Manconca XOXO

Estamos de regreso :)

Hola!!!!

Hace ya mucho tiempo que no escribía en el blog, y antes que nada quisiera a gradecer a todos quienes se pasan por aquí a diario. Es un placer para mí responder sus dudas e inquietudes, y espero pronto poder continuar compartiendo las cosas que voy aprendiendo mientras trabajo. Mil gracias por el apoyo, de hecho, debido a los comentarios y consultas es que he decidido reactivar el blog 🙂

La verdad entre todas las ocupaciones y trabajo pues no me había dado chance de sentarme en serio a escribirles. Incluso, quiero comentarles que tuve que bajar la producción por escasez en el material ya que, como muchos saben, en mi país no es sencillo encontrarlo y debo recurrir a compras en Amazon y buscar un alma caritativa que viaje a Estados Unidos y me haga el favor de traerme el paquete, porque pagar el envío es realmente costoso y no vale la pena.

Pero bueno, he ido resolviendo con lo que tengo de compras viejas y voy a probar con una plastilina que me entregan la semana entrante para reactivar la producción preparándonos para la navidad. Les iré contando qué tal me ha ido y qué me ha parecido el producto que voy a adquirir nuevo.

Hasta ahora, estaba montando las mismas piezas que manejé hasta hace un año, y que pueden verlas en mi Fan Page de Facebook , pero en este momento estoy pensando en comenzar una nueva línea que tengo en la cabeza desde hace tiempo y básicamente estaría conformada por zarcillos tipo botón, cortos o como los llaman en inglés “studs”. Esperemos que todo salga bien y puedan tener éxito como lo han tenido las piezas anteriores 🙂

También quiero comenzar a experimentar con resina. Ya he hecho algunas cositas con ella pero estoy tratando de idearme unas piezas nuevas que puedan incluirse en esa línea, para darle un poco de diversidad al asunto, sobre todo por la crisis de materiales que tengo 😛

Les cuento que en eso de la resina estoy más que todo en una de ensayo y error, y aquí les dejo una foto del error más reciente jajajaja… Les cuento, resulta que los moldes para piezas en resina son algo costosos, y estaba reacia a comprarlos (ya me convencí que debo hacerlo, vale la pena) entonces me fui de ilusa y compré e una tienda de artículos de repostería un molde para bombones. Súper económico, solo Bs.25 (que vienen siendo unos $4 a dólar oficial y unos $0.5 a dólar paralelo) pero lamentablemente no sirve. Es un molde plástico normal, creo que más bien es como de acetato, y la resina simplemente se queda pegada y no puedo sacar la pieza 😦 mal plan, pero bueno, como la mayoría de mis trabajos, aprendo de los errores que voy cometiendo, las novatadas como quien dice.

la foto 2

la foto 3 la foto 4

Como verán, la resina no salió. Además está full de burbujas, pero eso ya sé cómo resolverlo: debo, una vez añadido el componente en donde se va a endurecer, acercarle un poco de calor y las burbujas de aire se revientan. Para evitar el exceso, lo que debemos hacer es mezclar la resina con mucho cuidado, sin revolver o agitar aceleradamente. Hay que tener paciencia y quizá a veces me falta jajaja

Bueno, los dejo por ahora. Pronto les comento de las novedades. Saludos y gracias por leerme 🙂

 

ACCESORIOS Y HERRAMIENTAS PARA PLASTILINA POLIMERICA / PARTE 2

Cumpliendo con lo prometido hace tiempo, voy a mostrarles los que yo considero son los esenciales para continuar en tu proceso de aprendizaje y trabajo con plastilina o arcilla polimérica. Insisto, hay cientos de elementos que pueden utilizar y navegando en internet podrán encontrarse cada vez con nuevos aparatos y accesorios que harán su trabajo más sencillo y creativo, sin embargo, muchos pueden ser sustituidos por elementos caseros que ya luego les haré una publicación de los sustitutos que he logrado hacer y conseguir con objetos cotidianos, y que nos dan excelentes resultados.

En cuanto a las herramientas básicas, no recomiendo mucho usar sustitutos, porque nuestros primeros pasos, los más básicos, deben tratar de ser lo más profesionales posible. Así que, comenzamos!

1) Extrusor / Clay Extruder

Yo al empezar a usar esta herramienta cometí un grave error: compre cualquiera! Gasté algo de dinero en una herramienta que al final no era profesional ni de marca reconocida y, si bien me funcionó un par de semanas, al poco tiempo tuve que tirarla directamente a la basura porque no sirvió más.

El extrusor te permite crear nuevas técnicas para canes, o pulseras, o cualquier elemento decorativo para una pieza en la cual se requiera precisión de detalles.

En español se puede encontrar como “churrera” porque en verdad hace las veces de una máquina de churros, sacando la plastilina en una forma determinada como si fuese una inyectadora.

La primera que yo me compré era algo así como la que les muestro a continuación. Ojo! La de la fotografía es de marca Sculpey, por lo cual uno asumiría que es excelente, pero la verdad no es la mejor opción y les explico porqué: La plastilina no es tan blanda como ellos asumen, por consiguiente, manejar la extrusión como si fuese una inyección no es nada sencillo. A mi primer extrusor le rompí las orejas de la gran cantidad de presión que tuve que ejercer un día tratando de sacar unas “culebritas” para una pulsera.

Clay extruder tipo inyectadora

Clay extruder tipo inyectadora de Sculpey

La verdad no sé qué plastilina es la que usan para lograr que salga por esos diminutos orificios, pero en la vida real, CREANME, no es así! Así que no gasten dinero en este modelo, preferiblemente guárdenlo para comprar una mejor.

Yo por mi parte, recomiendo la que me acabo de comprar (fíjense que tengo ya varios años trabajando en esto y es apenas en mayo cuando me compré esta herramienta!!!). Estoy super contenta con este extrusor. Es cómodo, fácil de usar, sencillo de limpiar y lo mejor, es de excelente calidad. No es muyyyyyy económico (me costó como 26 Euros, si mal no recuerdo) pero la verdad que vale cada céntimo invertido! La marca es Makin’s, y ellos tienen una línea de accesorios bien variada e interesante que recomiendo 100% porque todos son de excelente calidad. En un post anterior pueden ver la fotografía que monté de la mía, pero aquí les dejo el mismo modelo para que tengan bien claro del que les estoy hablando.

Makin’s clay extruder

Cuál es la parte positiva de este extusor? Bueno, sencillamente la manivela que tiene en la parte superior. Al girarla, facilita un montón el trabajo de extrusión, además que no se debe ejercer mucha fuerza para lograr que hasta la plastilina más rígida salga con facilidad.

Hay otros muchíiiiiiisimo más profesionales, y obviamente lo quiero tener en algún momento de la vida, cuando, no sé, me toque hacer canes gigantescos!

hay otro que les muestro a continuación que es también muy genial que tiene más o menos la misma técnica de extrusión que el de Makin’s pero con una manivela un poco más sofisticada… Creo que debe ser tan sencillo de usar como el Makin’s y según he leído, es bastante bueno. Se llama el Wallnut hollow extruder.

Walnut Hollow Extruder

2) Clay softener / Ablandador de plastilina

Un tema que me volvía loca desde que comencé a trabajar en esto es que cuando abres un paquete de plastilina y no lo usas completo, su textura es posible que cambie con el tiempo, ya que los cambios de temperatura y el oxígeno en sí la va hacer endurecerse o ponerse más seca, al punto de que muchas veces es imposible moldearla porque se desborona entre los dedos. No sé si les ha pasado, pero a mí me ocurría TODO EL TIEMPO!!!

La solución fue este producto que, para mí, es milagroso… Porque además de que le da una textura increíble a cualquier trozo de plastilina endurecido, nos evita la gran molestia de inventar otras cosas (que en youtube podrán ver muchas ideas caseras para ablandar la plastilina endurecida) que suelen ser más trabajosas y fastidiosas.

En mi mesa de trabajo, este es un ESENCIAL! Un SUPER esencial.

También sirve para eliminar las marcas de los dedos, sobre todo en trabajos planos que requieren cierta precisión profesional.

Hay que tener mucho cuidado al usarlo ya que, al actuar directamente sobre la textura y consistencia de la plastilina, y alterar de manera drástica su estado actual, va a perder mucho color, el cual se va a impregnar en los dedos y podemos, si no estamos preparados, dañar otras piezas de plastilina que estén alrededor. Así que, al usarlo, recuerda tener siempre a la mano tus toallitas húmedas (baby wipes) que les recomendé en el post anterior y estarán a salvo de ocasionar un accidente de colores. Igualmente, la superficie de trabajo se va a ensuciar, así que, no olvides limpiarla.

Yo compré hace tiempo una botella de Sculpey Clay Softener, y me ha durado un montón de tiempo, ya que con apenas un par de gotas es posible ablandar una gran cantidad de plastilina (como por cada media barra unas cinco gotas son suficientes… claro, aunque va a depender de la dureza de la plastilina, pero esa es más o menos una media promedio). Creo que es la única marca que lo ofrece.. hasta ahora no he descubierto si Fimo lo fabrica, pero de verdad que este funciona de maravilla.

Sculpey Clay Softener

Mucha gente te va a recomendar en internet que, si no tienes este producto, puedes ablandar la plastilina con TLS (Translucent Liquid Sculpey) o Fimo líquido (Ya les explico qué es y para qué funciona en verdad)… Yo no recomiendo eso para nada, ya que es blanco y va a tender a cambiar el color de la plastilina, además que la consistencia que le da va a ser más pastosa y difícil de manipular.

3) Translucent Liquid Sculpey (TLS) / Liquid Fimo / Fimo Líquido

Esta botellita es lo máximo! Yo compré una grande de 236 ml. hace dos años y apenas ahorita es cuando estoy a punto de terminarla!!! Claro, todo va a depender del uso que le des, como todo.

Este producto se usa, básicamente, como pegamento entre piezas de plastilina. Se lleva al horno igual como la plastilina normal, trabajando con una temperatura promedio de 130°C por aproximadamente 20 minutos. La consistencia después de curada es rígida, y al ser usada como pegamento, evitará que las piezas de plastilina se separen entre sí.

También hay unas excelentes técnicas de transferencia de imágenes y encapsulado con este producto. Yo la verdad no soy muy fanática de las transferencias (intenté hacer unas hace mucho tiempo y la verdad no me terminó de gustar el resultado… para eso me quedo con las impresiones y la resina). Y el encapsulado, también es bastante genial, porque el producto alcanza un brillo bastante atractivo, sin embargo, para poder llegar a convertirlo en un “vidrio” después de curado, es necesario hacer este proceso no en el horno sino con una pistola de calor (embossing tool) en la que se someta a calor directo (de más o menos 130°C directamente y de manera fija y continua sobre el producto).

Las dos veces que he comprado ha sido TLS (de Sculpey) ya que me ha resultado bastante bien durante todo este tiempo. Así que es la que recomiendo, aunque me han dicho que la de Fimo y la de Kato funcionan también bien chévere.

TLS / Kato Liquide Polyclay / Fimo Deco Gel

4) Pigmentos PearlEx

Estos son unos polvos o pigmentos en colores metalizados que te permiten colorizar superficies de la plastilina antes de ser curada, o bien ser mezclados con TLS para lograr un material líquido colorizado.

Aunque su creación no fue directamente dirigida a la utilización sobre plastilinas polimericas, sirven de maravilla para dar un acabado metalizado a las piezas, y si se mezcla con el TLS queda muy bonito también.

Si se mezcla con TLS la única recomendación que tengo es que debe ser usado rápidamente ya que va a tender a secarse, ya que los polvos le roban la humedad al material.

Este producto también es conocido como polvos mica, y tienen la particularidad de que, a pesar de ser un polvo muy muy fino, al aplicarlo sobre la plastilina y curarlo en el horno, no se va a pelar, ya que se adhiere fuertemente a la superficie de la arcilla, garantizando la permanencia del color en el tiempo.

Pueden comprarlos individuales o el paquetes. yo compré estos dos paquetes, y duran una barbaridad, ya que son polvos muy finos que rinden mucho al usarlos.

Pueden ser mezclados con pinturas acrílicas, resinas y otros elementos que quieras incluir en tu diseño. Por ello, son muy versátiles y en verdad divertidos de usar.

Pearl Ex

Pearl Ex

5) Barniz

Cuando yo empecé a trabajar con las plastilinas polimericas, me dijeron que la mejor forma de barnizar las piezas era con esmalte o brillo de uñas… Poco tiempo me tomó darme cuenta de que no es lo más profesionales ni mucho menos el mejor acabado que puede existir.

Cada marca tiene su propia versión de barniz, y creo que todas te permiten barnizar las piezas tanto antes como después de haber sido llevadas al horno.

Yo uso el barniz de manera muy puntual, ya que no todas mis piezas ameritan brillo, y las que lo necesitan, es más probable que las pula y no que las barnice… Pero no está de más tenerlos a la mano porque muchas veces va a ser necesario su uso.

El que yo uso es el de Studio by Sculpey, aunque creo que esta línea ya fue descontinuada :(… Aún así, la marca sigue produciendo sus barnices, al igual que Fimo. Aquí se los muestro, la verdad no existe mayor diferencia entre unos y otros así que cualquiera que decidan adquirir, estará bien. (Si los buscan en internet, ubíquenlo como “glaze” o “varnish”).

Este es el que yo uso, aunque ya fue descontinuado. Es muy bueno y compré un montón de frasquitos jajajaja

Este es el que comercializa Sculpey en estos momentos

Uno de los barnices que vende Fimo

El otro que comercializa Fimo es este

6) Termómetro para el horno

INDISPENSABLE!

No confíen en lo que marca su horno, es importante tener un termómetro para saber cuál es la temperatura exacta adentro, ya que si se pasan un poquito pueden quemar las piezas, y si la temperatura está muy baja, la plastilina se va a curar mal y por consiguiente, va a tender a romperse con mucha facilidad.

Son super económicos. El mío me costo como Bs.50 hace un tiempo ya, pero la verdad que no debe haber subido mucho de precio (Bs.50 es algo así como US$10 -oficial- o US$5 -paralelo-)

No importa ni el modelo ni la marca, la verdad todos cumplen la misma función. Obviamente, las marcas de plastilina como Sculpey o Fimo los comercializan, y aunque debe ser divertido tener todo de marca reconocida, en este caso los sustitutos son igual de buenos.

Así es el mío, y funciona de maravilla

Termómetro Fimo

Termómetro Sculpey

8) bandeja para hornear

Muchos dirán: “oooooobvio que se debe usar una bandeja para hornear las piezas”… Amigos, he visto de todo en este tiempo! He visto gente que no es capaz de usar una bandeja sino un trozo de cartón envuelto en papel de aluminio.

Yo tengo mi bandeja, de teflón, especial para curar mis piezas. Es la misma desde siempre porque es prácticamente imposible que llegue a dañarse.

Aunque la plastilina no se va a pegar a ninguna superficie metálica, digo, al punto de que luego sea difícil de despegar, yo uso teflón. Sin embargo, pueden utilizar cualquier tipo de bandeja de metal, cerámica o vidrio Pyrex.

Por favor, olviden el papel de aluminio. Recuerden que la pieza debe quedar con un acabado profesional tanto al frente como por detrás, y el papel de aluminio siempre va a tender a generar arrugar que se van a marcar en la plastilina, sobre todo mientras se está horneando, ya que por el calor, en un principio, las piezas se hacen muy blandas y luego es que se van endureciendo.

Mucha gente le coloca papel encerado en el fondo y allí luego coloca las piezas. Es una buena opción, aunque honestamente me parece innecesario. no le veo la funcionalidad al asunto.

Otro detalle, olvídense del papel! (claro, no me refiero al encerado que es especial, hablo del papel bond, por ejemplo… o cartulinas) Ni para trabajar ni para hornear. Los papeles y cartulinas le quitan la humedad a la plastilina y puede tender a endurecerse con rapidez, además de craquelarse las piezas. Si colocas un trozo de plastilina sobre un papel, a los pocos minutos verás como éste se ha puedo aceitoso, ese aceite es la humedad de la plastilina que le hace ser flexible. Así que, evítalo.

Aspi horneo yo mis piezas… Pueden ver que es una bandeja de teflón super cómoda, grande y fácil de manipular

¡Papel de aluminio no, por favor! No es que esté del todo mal, pero ven las arrugas en el papel? Además, que no es nada sencillo meter y sacar solo una lámina de papel del horno

Bueno, creo que por ahora estamos listos! 😛

Una vez más, espero haber podido serles de ayuda… ya saben que cualquier duda, sugerencia, pregunta, consulta… Lo que sea! Estoy a la orden.

Lamentablemente, a mis amigos de Venezuela, les digo que no sé dónde venden el material en nuestro país. Me lo han preguntado un montón de veces y la verdad que no conozco actualmente a nadie que venda plastilina de calidad. Hay unos proveedores que lo traen de China y lo venden por kilo o barras que hagan equivalencia a cierto peso determinado, yo no se los recomiendo. No pierdan su dinero. Es de muy mala calidad. Si van a iniciar, por favor, sigan mi consejo y compren Sculpey, Fimo, Kato, Premo o cualquiera de los que les he mencionado. Lamentablemente en Venezuela no sé quién los vende, pero pueden pedirlos por internet en los Estados Unidos.

Saludos! Y ya saben, aquí seguimos esperando sus comentarios!

Bendiciones para todos!

NUEVA COLECCIÓN JULIO 2012

Hola a todos!

Hace días ya publiqué en facebook.com/manconcadisenos las fotografías de lo que incluye la nueva colección.

Volvemos a las miniaturas que tanto nos gustan, y además están por venir algunas piezas de diseño que por cuestiones de tiempo no he podido fotografiar para mostrárselas… Pero ya vienen por ahí.

Estas nuevas piezas estarán incluidas en el catálogo de ventas al mayor a partir del 10 de agosto, por lo pronto, se las muestro en un álbum de mi Flickr que pueden ver haciendo click AQUÍ

Recuerden que también pueden darse una vueltecilla por mi Facebook y dar click en “me gusta” y, además, ver todas las fotos de piezas.

Los dejo por los momentos… Estoy preparando un nuevo post para dar continuación a los materiales, herramientas y accesorios esenciales para comenzar a trabajar plastilina polimérica. Sé que lo han estado esperando muchos de ustedes… Tranquilos que ya estoy trabajando en eso!